Translate

sábado, 15 de abril de 2017

Los cinco elementos - Acerca del deseo




Directamente desarrollada a partir del Budismo tántrico tibetano, la doctrina Mikkyo, budismo esotérico o conocimiento secreto, enseña que todos los aspectos de la existencia material se han originado a partir de una misma fuente y pueden ser clasificados en una de las cinco primarias manifestaciones de los elementos:

KU- el vacío, o la fuente de la energía subatómica, la nada que forma todas las cosas.
FU- el viento. Elementos en estado gaseoso.
KA- el fuego. Elementos en un estado de liberación de energía.
SUI-el agua. Elementos en un estado fluido.
CHI-la tierra. elementos en un estado sólido.

Como una forma de visualizar la creación se enseña que Ku, el vacío, se cargó con polaridades que más tarde se transformaron en diferentes grados de carga electromagnética. Estas cargas formaron átomos que devinieron en gases, Fu, que se plegaron sobre sí mismos para convertirse en reacciones energéticas, Ka. Después las moléculas se convirtieron en vapor de agua, Sui, para acabar solidificandose, Chi.
Para estudiar la relación del hombre con el resto de la creación- Física, emocional, mental y espiritualmente- la manifestación de los cinco elementos es observada de manera ascendente a partir del elemento tierra que es probablemente el nivel más simple con el que identificarse.
Combinaciones de átomos, con sus núcleos y partículas orbitantes son vistas como modelos del universo. De la misma manera el cuerpo humano puede ser visto como una miniatura de la naturaleza. Microcosmos y macrocosmos.

En el cuerpo humano, Chi, la tierra, corresponde a los huesos, dientes y músculos. Sui, el agua, corresponde con los fluidos corporales. Ka, el fuego, es visto como los procesos metabólicos y puede ser experimentado como la temperatura corporal. Fu, el viento, está asociado a los procesos respiratorios. Finalmente Ku, el vacio, se manifiesta como la capacidad de comunicarse con otros ya sea o no verbalmente.
Psicológicamente las cinco manifestaciones elementales que sentimos alrededor en este plano físico son equiparables a los estados de búsqueda y elevación de nuestro Yo interior. Nos movemos arriba o abajo en esta escala, o somos influenciados en nuestras reacciones por un elemento u otro. Lo llamamos cambios de conciencia o, en un plano más terrestre, cambios de humor.

Nuestro verdadero centro de gravedad es la espina dorsal que los japoneses simbolizan y asocian a la forma danzante de un Gorin ( Stupa en la India, Chorten en Tibet ) y que podemos ver en los templos y santuarios. Un Gorin es la manera de simbolizar los cinco elementos, verdadera abstracción, no se me ocurre una manera más hermosa de mostrar al ojo curioso una verdad inefable.

Cualquier escuela que no enseñe a sus estudiantes, sin ignorar el centro físico ventral, a elevar su consciencia y alcanzar otros centros, para así llegar al centro único origen de todas la causa no es una verdadera escuela.
Ya se trate de un arquero, de un espadachín, de un practicante de la ceremonia del té, de un actor de Kabuki o de un experto en arreglo floral la meta es siempre la misma.




¿Como se comportaría un artista ante el gorin de la obra a realizar ?

La base cuadrada es el elemento tierra. Es por lo tanto la estabilidad y el equilibrio sobre el cual el pintor ha de encarar el soporte en blanco al inicio del trabajo. Si colocarse en el taller con las piernas abiertas y los brazos en las caderas es fácil, no ocurre lo mismo cuando debemos encarar los principios inherentes a la tierra: Territorialidad, procreación, subsistencia.

El elemento agua representado por el circulo, la perfecta gota esférica caída, está presente en el momento en que el color es dispuesto, los pigmentos mezclados y el pincel embadurnado y elevado hacía el cielo. " Hay que centrar el cuerpo para que el agua al derramarse no apague el fuego de la energía " Repetía una y otra vez Arashi san. Es en el vientre, centro motor, donde se encuentra la mayor cantidad de agua y donde los deseos son generados. Los ritos de purificación como el Mishogui, que implican una ética sin falta, son los medios para pasar del elemento agua al fuego. Sin esta purificación de vida tal vez conozcamos el centro único pero habremos olvidado el centro del corazón.

El elemento fuego está simbolizado por el triángulo y se sitúa en el pecho y la garganta. En este punto ya no es la emoción sino la mente lo que nos atañe. El fuego separa el oro de la miasma. El buen maestro es una llama constante que nos refina.

No se alcanza el objetivo con la mano, la mano llega al objetivo. Adquirir una consciencia abstracta no es sencillo. Para el pintor ZEN La intuición debe ser desarrollada ya que sólo a través de ella podremos penetrar en el elemento aire. Entonces entramos de manera natural en comunicación con nuestro propio Yo y experimentamos el último elemento: El vacío perfecto, el perfecto silencio, allí donde el pintor ( el estado de vigilia ) el pincel ( el estado de sueño ) y la obra ( el momento de despertar ) dejan paso a un cuarto estado que transciende a todos. El instante único. Sólo ahora.

 
de
Leo Vicent blog - El pincel y la espada

Acerca del Deseo

"Los deseos fuertes apuntan a una energía fuerte, pero esta energía aún no ha sido despejada, no equilibrada y captura el poder sobre la mente y el alma.
Si se limpia y se encuentra una manera a través de sushumna, del muladhara a sahasrara, los deseos permanecerán en la luz, en samadhi la energía no-dual.
El control, del deseo es todo un arte yóguico y tantrico. Ha sido investigado durante años. Necesitamos métodos, pero es importante tener una buena compañía, comida moderada y la adecuada atención. Eso es lo importante.

Siete etapas de cualquier deseo:
1. Estado de nostalgia poco clara "antes del deseo" - cuando ni siquiera sabes lo que quieres.
2. El nacimiento - cuando nace el deseo, pero aún no toma forma.
3. Distribución - cuando se hace claro en su mente.
4. Aumenta - cuando se ve amplificado.
5. El clímax - cuando casi (eres) se "deriva", y tus centros superiores se están cerrando, dando el control del cuerpo y el prana (aquí está la rendición del poder, la entrega al deseo).
6. El placer de satisfacerlo, cuando finalmente se relaja.
7. Liberando los deseos cuando ya no te interesan, y queda un poco de vacío, y después de él, cuando sientes que te han robado de ti mismo, algo así como: "¿de qué se trata todo eso?"

Tenemos que entender estas etapas. Traer la atención a cada etapa. Toma el control de ti mismo en cada etapa del deseo.
Atención al nacimiento, la creación del deseo, el clímax del deseo, la satisfacción del deseo, y luego el dejarlo ir es la clave para la supresión del deseo.
Sólo los verdaderos maestros lo hacen sin esfuerzo y tienen el control perfecto de sus deseos, las otras personas los pierden, o "se congelan" y suprimen severamente su voluntad.
No es una cosa de una sola vez. Se trata de una cuestión de práctica y una combinación de métodos y enfoques de hatha, raja, kundalini y jnana yoga. Tenemos que construir una estrategia completa de estos tipos de yoga.

Sin estos métodos y enfoques, usted será presa fácil de sus deseos.

Aquí necesitamos un análisis exhaustivo, luego un cálculo, y luego una acción clara.
¿Qué es lo que más te importa? ¿Dónde, cuándo pierdes la energía y el equilibrio? ¿Qué "captura" tu mente? ¿Cuándo y bajo qué condiciones te llevan y cuando no están?
Comida, ejercicio, medio ambiente - ¿cuándo es favorable, y cuándo no? ¿Qué utilizas como un antídoto? ¿Cuál es el resultado? ¿Dónde están los errores?
¿Tal vez el antídoto no se utiliza en absoluto, o es incorrecto? A medida que construye su vida exterior, la comunicación, la rutina? Tal vez el antídoto funcione, pero ¿sólo por un corto tiempo?

Mente, prana y entorno externo.

La base de los deseos mundanos es la mente, y su fuerza motriz es prana. La atmósfera en la que salen de control y se desarrollan es el entorno externo en el que vives, la comunicación, la información del mundo exterior. La mente es tu conciencia, el prana se está moviendo a través de los canales de energía, nadis.
Así que hasta que no controles estas tres áreas - la mente, el prana y el entorno externo, no podrás derrotarlos. La estrategia para evitar los deseos debe incluir el trabajo con la mente, el prana y el medio ambiente.
Erradicar los deseos en la mente, en primer lugar el análisis de sensibilización 4, y después la concentración, entonces viene la meditación, la contemplación de los deseos y su percepción como un juego vacío de energía.
El análisis de los deseos y la aparición de un abandono, la transición de la búsqueda de su deseo de observación desapasionada, y después de su disolución - es un método.
La purificación a través del prana, especialmente Apana, asanas diarias, pranayama, mudras, sahita-kumbhaka, y Viparita-Karani.
Sahita-kumbhaka, maha bandha, la meditación, conducir el prana a través de sushumna hasta Yoni Mudra, Viparita-Karani, hace maravillas este trabajo diario.
Considere cómo controlar o cambiar su entorno externo, la comunicación, la información de que el deseo no se plantee y que no te moleste de nuevo.
La soledad, el silencio, al menos temporalmente, en gran medida ayuda a calmar la mente. Evitar cualquier apego a la información a través de los ojos, los oídos, y así sucesivamente. Evitar cualquier afecto en absoluto.

Estrategia de victoria personal.

Tal vez alguien tendrá privacidad y Mauna (silencio, la quietud de la mente, calma interna). Alguien con austeridades o algún retiro. Alguien puede escoger el camino monástico.
Muchos tienen que vivir allí y entre aquellos en los que los deseos no aumentan, sino que disminuyen. Kundalini yoga, pranayama. Un culto constante y una oración en el altar.
Alguien será capaz de superar su austeridad interna. Alguien que esté lleno de privacidad completa, evitando el mundo exterior, y alguien - con una vida en el ashram, y en una profunda cultura monástica, el sutra y el tantra, alguien con "la vida en paz, pero no de este mundo." Durante un tiempo largo o corto (se ríe).
Algunos utilizan métodos y sublimación tántrico, fondos de transformación en sabiduría. Alguien la auto-liberación.

Debes tener tu estrategia personal de victoria sobre los deseos. En todas las personalidades. No hay similitudes. No hay Karmas similares.
No hay certeza, sólo hay patrones y manuales comunes que transmiten información sobre los métodos,
Y tienes que probar una estrategia tras otra, experimentar, practicar hasta que ganes, hasta lograr la victoria, el éxito.
No importa cómo, pero debes vencer los deseos, convertirte en su amo, no ser su esclavo, su títere.
De lo contrario, puedes olvidar tu liberación. Los títeres de sus deseos no saben y siempre sufren. Pero tu camino es la libertad.
Si haces esto, y durante años trabajas duro con esto, lo vas a lograr, vas a tener éxito. Y los santos y los dioses te ayudarán con sus bendiciones."

satsang de Shri Guru Swami Vishnudevananda Giri.


No hay comentarios: