Translate

jueves, 3 de diciembre de 2015

Líneas al Hatha Yoga


"La ejecución de los asanas dispone de tres fases: hacer, mantener y deshacer. 

Los movimientos de hacer y deshacer deben ser lentos y concientes.

En la fase intermedia, la de detención, el practicante aprovecha para vivir a fondo su corporeidad y lograr la unidireccionalidad de la conciencia. La mente se aplica al cuerpo, estando atenta a las presiones, estiramientos, masajes y la respiración. Esta importante fase permite controlar los pensamientos parásitos e introvertirse, obteniendo el más elevado nivel de conciencia.






Así el esquema corporal se convierte en un apoyo para el entrenamiento metódico de la atención y la práctica se convierte en una meditación a través del cuerpo. 





Cada postura impone su propio ritmo y forma de respirar. Unas imponen, por ejemplo, la respiración toráxica (la Cobra, Bhujangasana entre otras) y las hay que imponen una respiración diafragmática
 (como Sarvangasana o la Vela)

La respiración debe ser, en la medida de lo posible, tranquila y por la nariz. Cuando la mente se dispersa, nos sirve eficientemente para a través de ella reunificarla.

No debe el practicante adaptarse tan solo a la postura, sino que la postura debe también adaptarse al practicante en cuestión. Todo esfuerzo excesivo está contraindicado y la persona debe aplicar esfuerzos bien medidos tanto al hacer la postura como al mantenerla.

Las posturas pueden hacerse de una a tres veces. Las combinaciones son muy numerosas. Existen muchas posturas para guiar al cuerpo a posiciones que de otra manera nunca adoptaría, con lo cual ninguna zona del cuerpo, órgano o función pasarán desapercibidos. Los programas deben variar, aunque dando prevalencia a los asanas más básicos y fundamentales."


Algunas reflexiones básicas del Hatha Yoga por Ramiro Calle





No hay comentarios: